Bienestar

Cómo recuperar horas de sueño, ¿realmente se puede?

Seguramente te habrás preguntado cómo recuperar horas de sueño, algo que no se trata de dormir todo lo que se pueda el fin de semana.

El descanso diario es parte fundamental para recuperar energía y para evitar una buena cantidad de problemas de salud. Así que si estás teniendo inconvenientes, debes saber qué es bueno para dormir toda la noche, donde se destacan remedios caseros como el té de hierbabuena, el zumo de cereza natural y la realización de actividad física.

Además, para mejorar tus hábitos puedes empezar a calcular ciclos de sueño, ya que un adulto promedio debería dormir alrededor de 5 y cada uno tiene una duración de unos 90 minutos. Ahora, en caso que estés perdiendo tiempo de descanso varios días, quizás por el trabajo o el estudio, te contamos qué puedes hacer para compensar dicha situación. 

¿El sueño se recupera?

Debes saber que la realidad es que el tiempo de sueño que has perdido no se puede recuperar, ya que el desgaste que genera física y mentalmente ya se han hecho presentes. Por lo tanto, biológicamente es imposible recuperar las horas que has gastado en otra cosa que no haya sido en descanso. Pero no todo está perdido, pues hay formas de tener una compensación. 

Antes debes saber que podrías estar padeciendo una deuda de sueño, que sucede cuando pierdes horas de descanso durante varios días o semanas. Esa es la razón por la que cada vez estás más cansado y es necesario tomar medidas. Eso sí, debes evitar dormir todo lo que puedas los fines de semana, ya que en vez de tener una recuperación, estarás perjudicando aún más tus hábitos de sueño. 

Foto de una mujer recién levantada con los ojos cerrados

Entonces, ¿cómo recuperar horas de sueño?

Como viste, no es recuperar y más bien se trata de una compensación. Para conseguir eso puedes poner en práctica los siguientes consejos y en poco tiempo verás cómo mejora la calidad del sueño y aumenta la energía, tanto física como mental. Aunque primero debes saber de cuánto tiempo es tu deuda, pero en general los expertos consideran que se necesitan de 2 a 4 días para cumplir con el requisito. 

  • Duerme más temprano: Intenta ir a la cama una hora antes y levantarte a la misma hora de siempre. Haz esto por no más de 3 noches. 
  • Duerme más los fines de semana: Te puedes permitir levantarte más tarde, pero no más de dos horas después de la hora en la que te levantas todos los días. 
  • Toma pequeñas siestas: Si tienes el tiempo y el espacio, es recomendable dormir unos 20 minutos a primera hora de la tarde. 

Cómo recuperar el horario de sueño 

Hay que decir que no te debes acostumbrar a realizar esas compensaciones, sino que deberían aparecer solo cuando es realmente necesario. Además, si consideras que tienes problemas serios de sueño, lo mejor es hacer una visita al médico, ya que eso podría afectar varios aspectos de tu salud. Asimismo, lo más recomendable es recuperar los buenos hábitos de sueño y mantener un horario estable. Con ello se garantiza que haya un descanso adecuado todos los días que permita la regeneración celular y la recuperación de energía. Para ello debes aplicar estas estrategias: 

  • Establece un horario: Si eres de las personas que va a la cama a diferentes horas cada día, necesitas establecer un horario. Busca la hora a que podrías acostarte cada día y pon alarma para despertar luego de entre 7 y 9 horas. Con el paso del tiempo tu reloj biológico se adaptará. 
  • Ve progresivamente: Ahora, si tenías un horario pero se te ha hecho difícil seguirlo, puedes ir poco a poco. Puedes acostarte todos los días 20 minutos más cerca de la hora de sueño. Con ello el cuerpo se acostumbrará cada vez más al horario que se cumple con tus necesidades. 
  • Aleja los dispositivos de la cama: Para que tu cerebro entienda que la cama es exclusivamente para dormir, tendrás que dejar el portátil o el celular de lado, ya que es de los elementos que más afecta los hábitos de sueño. 
  • Prepárate para dormir: Una hora antes del momento de dormir debes empezar a prepararte. Esto se logra dejando de lado los dispositivos electrónicos, poniéndote tu pijama y aplicando técnicas de relajación. Así que cuando llegue la hora vas a dormir sin mayores problemas. 
Foto de una mujer durmiendo

Finalmente, si sufres del caso contrario y te preguntas por qué duermo tanto, te contamos que se puede tratar de un problema de salud, ya que tampoco es recomendable. Además, puede suceder por la ansiedad, depresión, obesidad u otras enfermedades que debes tener en cuenta. 

¿Qué opinas? Deja tu respuesta en los comentarios de esta nota y, ¡no olvides compartirla en tus redes sociales!

Vibra también con…

Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button